Libro El deseo de mi marido: ¿Estás seguro de lo que me pides? PDF

25 de noviembre de 2015
La frontera entre una vida sexual ordinaria y una transgresora puede ser una delgada línea que no todos se atreven a cruzar. Con El deseo de mi marido, Manuel Melado nos introduce en un complejo mundo de relaciones cruzadas donde se da rienda suelta a todos los deseos ocultos que se ocultan en cualquier pareja convencional. Una propuesta de intercambio desencadena un universo erótico donde todo puede suceder y nada está bajo control. Ante sí tiene una novela que enciende el espíritu y que no dejará a nadie indiferente. Tampoco a usted. Manuel Melado (Sevilla, 1940) posee una pluma privilegiada. Letrista de sevillanas emblemáticas, escritor y periodista callejero, también poeta, nadie como él sabe poner la lupa sin falsos escrúpulos a la hora de hablar del deseo sexual con mayúsculas. Con estilo pero sin requiebros. El deseo de mi marido es una puerta que marca un camino de ida sin vuelta. Si desea saber qué es eso tan inconfesable que el hombre solicita a su esposa, no dude en abrir el libro y comenzar a leer. Sólo un último aviso: prepárese a sudar.

Información

Publicado: 25 de noviembre de 2015
Editorial: Punto Rojo Libros
ISBN: 9781635031966
Idioma: Español
Nº de páginas: 200

Manuel Melado quizás sea lo más parecido a un hombre del Renacimiento. Poeta, escritor, compositor, periodista, letrista, speaker del Real Betis y... peluquero. Persona poliédrica, con ganas de aprender y experimentar, Melado se ha hecho un hueco en la literatura con una decena de títulos publicados, entre los que destacan No me río que me asfixio, Me mató una soleá, El Barbero de Sevilla y Si me río se me caen los empastes. Si nos referimos a las sevillanas, suyas son las emblemáticas Por la bahía, A bailar a bailar y Mírala cara a cara, entre otros muchos éxitos populares. Ahora da el salto a la novela erótica con El deseo de mi marido (¿estás seguro de lo que me pides?), una obra de alto contenido sexual que no dejará a nadie indiferente. Trovador de lo cotidiano, siempre con una tijera en mano, Melado nos propone un salto mortal a un escenario de pasiones desenfrenadas. Así es él, sorprendente. Y con una sonrisa.